Flexibilidad y fuerza son dos valencias físicas cuyo desarrollo individual no necesariamente afecta de forma negativa a la expresión de la otra. Las tradicionales y hasta amedrentadoras incompatibilidades entre estas dos capacidades motoras han quedado, hoy por hoy, reducidas prácticamente al nivel de mito, lo cual, evidentemente, no supone la superación del problema: aun en las sociedades más avanzadas, los mitos, evidentemente, influyen más sobre el comportamiento cotidiano que las producciones racionales del conocimiento científico. Tampoco es nuestra intención mitificar este último, pero, si de alguna manera sirve para despejar antiguos temores y estimular así la exploración de nuevas alternativas para la ampliación de los límites del rendimiento humano, bienvenido sea. Varios autores, refiriéndose al efecto que el entrenamiento de la fuerza tiene sobre la flexibilidad, se encargan de minar los cimientos de esta popular creencia. Así, Rians, Weltam et al. (1987) no encontraron, en su estudio, que los trabajos de fuerza con régimen principalmente concéntrico afectaran negativamente a la ADM, el crecimiento, el desarrollo óseo o el rendimiento físico en general. Dantas (1991) establece claramente que no existe ninguna “obligatoriedad” de disminución de la flexibilidad debido al incremento de la fuerza. Incluso, Dantas especifica que el aumento del volumen muscular producto de un entrenamiento con pesas no limita necesariamente la ADM, sino que, por el contrario, una “fibra muscular hipertrofiada presentará un mayor potencial para el desarrollo de la flexibilidad” (Dantas, 1991, pág. 59). Harre (1986) demostró que una musculatura bien desarrollada no excluye un alto grado de movilidad. El aumento de la masa muscular, según Harre, no afecta negativamente a la capacidad de estiramiento.

Di Santo, M. (2012). Amplitud de movimiento (pp. 731-732), Barcelona, Ed. Paidotribo Edición de Kindle.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.